Virtualización vs Simulación vs Emulación


 
Es normal preguntarse por las diferencias entre emulador, virtualizador y simulador del Sistema Operativo, porque son palabras tan similares y tan empleadas en programación o en la gestión del SO, que en muchos casos las utilizamos mal o tenemos dudas. Pero eso se acabó, porque en este artículo analizaremos las diferencias, similitudes, ventajas e inconvenientes de cada uno.

 

 

Virtualización vs Simulación vs Emulación

A continuación analizaremos las diferencias y similitudes que existen entre virtualización, simulación y emulación, para que domines estos conceptos.

Virtualización

La virtualización consiste en montar más de un sistema operativo dentro de otro. Se puede definir como una ventana a través de la cuál se accede a otro operativo, en el cuál se pueden instalar programas compatibles con dicho SO.

 

A efectos prácticos, imagínate que tienes un Mac y quieres tener Linux. Mediante un programa de virtualización (como por ejemplo Virtualbox) podrás cargar una ISO de Linux y ejecutarla desde tu Mac. Para ello, solo necesitarás bajarte la ISO del SO que quieres cargar y asignarle una memoria y un tamaño de almacenamiento. Es una práctica habitual y necesaria cuando se necesita trabajar con otros operativos desde un mismo sistema operativo. Claro está, que otra alternativa es crear una partición, algo que muchos usuarios hacen en equipos Windows.

 

 

Algunos de los virtualizadores más conocidos como VirtualBox y VMWare. Podrás descargarlos de forma gratuita si quieres utilizarlos o simplemente probar. Claro está, que para poder virtualizar otro operativo desde tu equipo, deberás contar con almacenamiento suficiente. Ten en cuenta que los recursos se comparten y tú decides cuánta memoria RAM, velocidad de procesador o almacenamiento exportas hacia el SO virtualizado.

 

Ventajas

  • Poder tener distintos sistemas operativos en un mismo equipo sin necesidad de hacer una partición o de comprar más ordenadores.
  • Muy útil para programar cuando se necesita un entorno específico.
  • Puedes instalar programas.
  • Es completamente gratuito.
  • No requiere de conocimientos técnicos. Es intuitivo y fácil de realizar.

 

Inconvenientes

  • Se necesita contar con un ordenador con recursos suficientes para que funcione. El tener poco almacenamiento puede ser un impedimento.

Es una gran ventaja, porque la virtualización de un operativo puede conseguir que funcione tan bien como si lo estuvieras utilizando de forma normal. Por eso, cada vez son más los usuarios que prueban la virtualización de sistema operativo.

 

Simulación

Un simulador es un software que permite “simular” una experiencia. Más concretamente, le otorga al usuario la capacidad de experimentar una actividad (como volar) en un ambiente falso, pero que simula las condiciones originales. Es decir, quien utilice la simulación podrá sentir que es una experiencia 100% real.

 

A efectos prácticos, tenemos por ejemplo simuladores de vuelo o simuladores de coches de carrera. Desde siempre hemos tenido juegos de este tipo. Y por medio de la simulación, con unos cascos y unas gafas de realidad virtual (por ejemplo), podrás adentrarte en un escenario ficticio pero que parece completamente real y así vivir una experiencia única, sintiendo toda la adrenalina.

 

La simulación la asociamos a los juegos. Pero cada vez tiene más efectos prácticos. No obstante, cada vez que tengas dudas sobre el signficado de simulación, piensa en los “juegos de simulación”. Así ya sabrás su significado.

 

 

También encontramos simuladores de software. Consisten en correr un programa similar al original, pero que no tienen la capacidad de correr programas compatibles con el resto del sistema operativo. Un ejemplo de ello es iPadian, un simulador con aspecto de iOS  y que te permite correr apps, pero no tiene la capacidad de instalar nuevas apps compatibles con iOS. Se queda muy a medio camino de la virtualización del software, que nos permite hacer lo que queramos.

 

Ventajas

  • Es popular en el terreno de los videojuegos.
  • Permite simular el comportamiento de un software.

 

Inconvenientes

  • No posee la capacidad de instalar apps compatibles con el SO.

 

Emulación

La emulación se asocia a lo que conocemos como emuladores. Son programas que emulan el funcionamiento de una plataforma.

 

A efectos prácticos, hoy en día nos encontramos con todo tipo de emuladores de consolas para los dispositivos móviles. Por ejemplo, si quieres jugar a un juego de Nintendo DS, solo tendrás que descargar el emulador para tu smartphone. ¡Así de fácil! Por lo que si tienes dudas sobre qué significa la emulación, lo mejor es que pienses en los emuladores de las consolas.

 

En el ordenador también podemos instalar emuladores de consolas o incluso de Android (BlueStacks es uno de los más populares). Nos encontramos cada vez son más posibilidades. Y en este caso, la emulación conlleva a un uso de los recursos del dispositivo en tiempo real.

 

No deja de ser algo similar a los virtualizadores, porque se crea un espacio en el disco duro para dicho fin. Sin embargo, hay muchísimas más limitaciones. La virtualización está más enfocada a los sistemas operativos de ordenador y la emulación a las consolas u operativos móviles.

 

 

Ventajas

  • Juega a juegos de cualquier consola desde tu ordenador o smartphone.
  • Ejecuta Android desde tu ordenador

 

Inconvenientes

  • No tienes las libertades de una virtualización (está enfocado principalmente para ejecutar juegos o aplicaciones)

 

Conclusiones

  • Virtualización: suele emplearse en los ordenadores para cargar otro sistema operativo y así trabajar con distintos operativos en un mismo PC y sin necesidad de crear una partición para ello. Es tan fácil como descargarse un programa de virtualización, la ISO del SO que queremos cargar, establecer recursos y listo.
  • Simulación: es popular en los juegos o en las situaciones en las que se necesita simular un software. Con la diferencia respecto a la virtualización de que no tiene la capacidad de instalar apps compatibles con el SO.
  • Emulación: lo encontramos normalmente si hablamos de emuladores de consolas o de Android, entre otros.

 

Esperamos que te hayan quedado más claras las diferencias y similitudes entre estos tres conceptos: virtualización, simulación y emulación. Hemos intentado explicarte cada uno lo mejor que hemos podido, con pequeños ejemplos para que entiendas en qué casos necesitas unos u otros. Pero si tienes dudas, puedes preguntarnos siempre que lo necesites. ¡Esperamos que te haya servido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *